/jquery.cycle.all.js
Inicio > Actualidad > Francisco Deustua – El as del juego

Francisco Deustua – El as del juego

Francisco Deustua [@franfu89] es un aguerrido deportista que este año busca ganar cupo para competir en los Panamericanos Lima 2019 junto a la Selección Nacional de Rugby.

Por: Leonardo Casiano | Fotos: Enzo Burga

Francisco Deustua pudo haber corrido solo toda su vida. Mal no le iba. En 2003, a sus catorce años, llegó a ser campeón nacional de 100metros planos. Así como hoy, era veloz y aguerrido. Pese a que su gloria pudo haberla obtenido en solitario, él la encontraría junto a otros seis jugadores. Francisco deseaba un equipo con el cual gritar victorias, compañeros en los cuales apoyarse en la derrota. Buscaba una familia.

El rugby se la daría. En ese juego desarrolló los valores de la unión y hermandad, términos que se oponen a la falaz idea de la rivalidad y agresividad que pesan sobre los deportes de contacto, y que se extiende más allá de las canchas. «Aquí tienes inculcado el tercer tiempo, que es invitar al equipo rival a una ‘fiesta’ luego del enfrentamiento», señala con sonrisa en el rostro.

A cambio de tener una familia dentro del rugby, Deustua, a sus 29 años, ha sacrificado muchos placeres. Esta disciplina, que le ha hecho representar al Perú, también le ha exigido posponer citas familiares o finalizar relaciones amorosas. Pero aun así entrena, se sacrifica y se siente realizado. Consciente de lo afortunado que es al contar con el apoyo de su casa de estudios, la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, de la cual egresó en2012 como comunicador, reconoce que el mayor desafío al cual se enfrenta un deportista peruano es conseguir patrocinadores. «Uno tiene que saber marketearse», acota, instando a todos los deportistas a hacer lo mismo.

Deustua no piensa alejarse de las canchas. Para él, la vida es un túnel en el cual eventualmente se llega a la luz, al objetivo. Su próxima meta: la clasificación de la selección nacional a los Panamericanos. La ruta es complicada, por ello, diaria y religiosamente entrena a las seis de la mañana, trabaja a las ocho y vuelve a la cancha a las nueve de la noche. A Francisco lo mueve la gloria: es un vagón lleno de fuerza que empuja a ese tren llamado equipo, aquella familia que jamás lo dejará solo.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Laura Cuadros – La Paz del Arte

La artista, ex modelo y diseñadora de modas, busca la armonía en sus pinturas usando ...