/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > Gran salto hacia delante

Gran salto hacia delante

¿Cómo ha evolucionado la hípica peruana en los últimos tiempos? La participación de Alonso Valdez en Río 2016 fue la consecuencia de un trabajo serio de muchos años en la Federación Ecuestre Peruana. Ahora se inicia un nuevo ciclo olímpico y se estrena una presidencia con objetivos claros y la mira puesta en Tokio 2020. Una disciplina que emociona.

Por: Stefano De Marzo // Fotografía: Vicente Mosto

IMG_7429 Resized

La hípica peruana ha tenido un salto importante en los últimos años, tanto a nivel local como internacional. Por un lado, por la labor de consenso y organización que ha tenido la Federación Ecuestre Peruana y, por otro lado, por la destacada participación de jinetes peruanos en diversos campeonatos internacionales. Aunque quizás lo más valioso haya sido la participación por primera vez de un deportista nacional de esta disciplina en los Juegos Olímpicos de Río 2016. La hazaña de Alonso Valdez da para soñar con un futuro con más medallas, podios y participaciones en torneos de alto nivel.

En ese auspicioso contexto ha comenzado un nuevo ciclo en la Federación Ecuestre Peruana. El pasado diciembre David Levy, quien fue presidente de la federación durante los últimos ocho años, le entregó la posta a Napoleón Valdez y a su vicepresidenta Silvia Fort Brescia. La nueva directiva asumió funciones el 1 de enero de este año. Algo digno de rescatar es que de las cerca de 60 federaciones deportivas que existen en el país, solo 25 han cumplido con las elecciones de acuerdo a ley. La federación hípica es una de ellas. El triunfo de Napoleón Valdez fue reconocido por el IPD el 10 de enero, siguiéndose todo el proceso de acuerdo al estatuto y la Ley del Deporte. Esto habla de la seriedad con la que es llevada la federación y explica por qué los resultados positivos la están acompañando.

Ciclo olímpico

Cada periodo de presidencia en la federación es tomado como un ciclo olímpico. Este empieza con los Juegos Bolivarianos. Al año siguiente continúa con el Sudamericano de Hípica, después con los Juegos Panamericanos y se termina con las  Olimpiadas. En ese sentido, puede afirmarse que el último periodo ha marcado una diferencia en la hípica peruana. En 2013 se realizaron los Bolivarianos en Lima con gran éxito: para David Levy, ese ha sido uno de los eventos más importantes de sus años como presidente. Tuvo apoyo del Club Hípico Peruano y del Club Hípico Militar y llegaron a competir 70 caballos en tres disciplinas. Era la primera vez que Perú participaba en Prueba Completa con un equipo militar y civil. A la vez, era la primera competencia internacional de este equipo. Pero se pasó la valla: Perú sacó dos medallas de plata en Adiestramiento y Prueba Completa y una de bronce por equipos en Salto. “Fue un megaevento con visitantes extranjeros como el vicepresidente de la Federación Ecuestre Internacional”, recuerda Levy. “Quedó muy en alto el nombre de la Federación Ecuestre Peruana. Y sirvió como antesala para postular al Panamericano de 2019 que Lima se adjudicó”, agrega con orgullo.

A los seis meses de los Bolivarianos, el equipo de salto viajó a Santiago de Chile para competir en los Juegos Odesur. Peleó la medalla de bronce y así fue que clasificó para participar en los Panamericanos de Toronto 2015. En Canadá, Perú clasificó delante de Ecuador y Uruguay, y detrás de Chile, Brasil y Argentina. Fue un meritorio cuarto puesto.

A principios de mayo de 2015, el jinete Alonso Valdez clasificó en Wellington al mundial de Normandía 2015, en Francia. Con una estupenda actuación, Alonso ya se perfilaba en ese momento para poder llegar a una Olimpiada, y así fue. Era la primera vez que un peruano clasificaba a un mundial. Alonso participó en Río 2016 con su caballo Chief de nueve años.

El jinete señala que, sin lugar a dudas, el haber logrado clasificar y participar en los Juegos Olímpicos de Río es un hito muy importante para él y para el deporte peruano. “Es la primera vez que Perú logra un cupo en la disciplina de salto ecuestre para unas Olimpiadas”, explica desde Alemania, donde actualmente se encuentra entrenando. “Pero existió un trabajo importante detrás, así como una gran planificación previa para obtener en los Juegos Panamericanos de Toronto uno de los seis cupos individuales que tiene América para las Olimpiadas. Creo que es el sueño de cualquier deportista representar a su país en unos Juegos Olímpicos”, añade.

Hoy la nueva directiva de la federación tiene la meta de llevar al equipo peruano a los Bolivarianos que se realizarán en noviembre en Bogotá. Al año siguiente es el Sudamericano en Cochabamba, Bolivia, y en 2019 son los Panamericanos en Lima. El gran objetivo es terminar el ciclo en Tokio 2020.

IMG_7539 RET Resized

Balance al galope

Cada año que pasa, la afición ecuestre peruana convoca mayor cantidad de jinetes, caballos, entusiastas y chicos que sirven de semillero para el futuro de la disciplina. Ese es uno de los retos de la federación y de su nueva directiva con miras a los Panamericanos, asegura David Levy: formar una mayor cantidad de deportistas para que conformen el equipo peruano de hípica.

En esa línea, se busca continuar con la escuela, donde los pequeños jinetes se forman desde chicos hasta que empiezan a competir en sus primeras pruebas. También importante es la labor de formación de entrenadores con los coaches que la Federación Ecuestre Internacional ofrece. Napoléon Valdez lo entiende a cabalidad: no solo por su cercanía con el deporte ni porque ha pertenecido a la directiva de la federación los últimos años, sino porque es padre de Alonso, el campeón peruano, y por eso entiende la importancia del trabajo de base para apoyar a los deportistas. Asegura que uno de los objetivos puntuales de la nueva directiva es ampliar la base de jinetes jóvenes, trabajando de la mano con los entrenadores. Asimismo, buscará apoyar a los armadores y jueces de las tres disciplinas para que sean homologados por la Federación Ecuestre Internacional en el más breve plazo. Y también quiere conseguir a los mejores entrenadores y caballos para los jinetes de alto nivel que representarán

al Perú. “Para lograrlo es muy importante mantener clubes y jinetes unidos con miras a lograr el mejor desempeño de nuestros deportistas. Hay mucho trabajo por realizar. No tenemos tiempo que perder”, señala el nuevo presidente de la federación.

En los últimos años, entonces, Perú ha mejorado notablemente el nivel de su equitación y tiene más reconocimiento a nivel internacional. Para Alonso Valdez se han logrado cosas muy importantes, pero todavía hay mucho por perfeccionar, como obtener cada vez mejores resultados y aumentar la presencia en el circuito internacional. En opinión del deportista, la clave está en los Juegos Panamericanos. “Creo que debemos aprovechar la oportunidad de ser sede de los Panamericanos al máximo”, enfatiza Valdez. Para él, ahí está la posibilidad de dejar un legado, una huella clara para los jinetes que llegan galopando detrás.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Tiempo de boda

PUBLIRREPORTAJE La tienda de vestidos de novia ‘Meant to Be, Bridal Boutique’ posee el mejor ...