/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > Hogar de ensueño

Hogar de ensueño

La Bahía del Callao en su máximo esplendor. La Casa Valega y el edificio Ronald abrieron sus puertas para mostrar los más impresionantes diseños de Casa Cor 2015.

Un comedor elegante

Para la dupla diseñadora, este comedor es como un tablado de teatro. Cuando se alza el telón, ellos muestran su obra.

El diseño de esta habitación llegó como una gran coincidencia para Jay Britto y David Charette. «Como jugando, ya habíamos diseñado un espacio en la computadora; y al llegar al Perú dimos con la coincidencia de que la habitación que nos dieron era exactamente igual: el mismo techo, las mismas proporciones», comentan. Ese fue el primer paso para la realización de su idea. En este espacio ambos exploran la cultura peruana. En el comedor, por ejemplo, se puede apreciar el rescate de elementos como la calamina de las casas populares, botijas de pisco o quipus; todos llevados a un nivel [en palabras de los diseñadores] más elevado.

En las patas de la mesa se observan los detalles de las líneas de Nasca, en el espaldar de las sillas, los detalles lineales de las ruinas de Moray; se rescatan las bancas, pero se las estiliza con pequeñas esferas de algodón de alpaca; se decora el espacio con fotografías de danzantes de tijeras o quipus que descienden del techo. Además, han aprovechado esta oportunidad para introducir su línea de vasijas decorativas llamadas ‘Wasi’, las cuales han ganado el premio Best of the Year de la revista Interior Design Magazine en Estados Unidos. Britto agrega: «Esta línea es un agradecimiento al Perú, porque los elementos decorativos que se tienen no se usan de la forma en la que se debería».

En el espacio se puede apreciar un juego con las formas y colores dorado, plateado y negro. «Jugamos con las formas del día y de la noche; del oro, que es masculino, y el plateado que es femenino», comentan. Y es que Jay y David consideran que el desarrollo de este espacio es eso, un juego en el que dan rienda suelta a su imaginación. «Está habitación es un escenario de teatro. Es como si vieras al escenario. Este desaparecerá luego y no volverá a aparecer de nuevo», finalizan.

 

El viaje a la sala principal

Conciencia y homenaje a la Amazonía peruana, eso es lo que busca transmitir Yolanda Corvetto con el espacio del salón principal.

Es como entrar a Infierno. Pero no, no se habla de predicciones apocalípticas. Este espacio en la Casa Valega es una suerte de invitación hacia un rincón íntimo de la selva peruana, más específicamente a la comunidad de Infierno ubicada en los márgenes del río Tambopata. La selva peruana se asoma al Callao en su estado más natural. Yolanda Corvetto comenta lo siguiente: «Este espacio busca concientizar acerca del lugar que ocupamos las personas frente a la naturaleza. Es una suerte de mensaje de conciencia frente al poco interés que existe, por parte de las mineras, los taladores ilegales, o nosotros mismos, hacia el cuidado de nuestro medio ambiente».

Cada uno de los elementos decorativos busca transmitir este mensaje. Los cuadros en las paredes, por ejemplo [de Fernando Benavides], retratan el resultado de la tala de árboles; los elementos sobre el estante pertenecen al uso diario de los integrantes de la comunidad de Infierno; las manos de madera ubicadas en una esquina de la habitación, fueron pintadas como forma de protesta contra la deforestación. Si se le pregunta a Yolanda cuál fue el proceso para esta creación, ella dice: «Dejé que el espacio hable. Es como la naturaleza, no puedes ir en contra de ella, sino te aplasta».

IMG_9220-RET

 

 

Fotografiar para vivir

Luz María Dasso, Erika Torres, Lucía Gianoli y Patricia Díaz crean una vivienda ideal para una artista moderna.

El espacio es vivencial. Así define Lucía Gianoli el estilo que ella y su equipo han utilizado para crear el loft de una fotógrafa. Desde que se pone un pie en aquel lugar se puede apreciar una esencia personalizada en cada uno de los elementos. Como ella lo define: «La idea es reflejar el espíritu de la persona, que entre a su lugar y que no sienta que todo lo que la rodea es ajeno. Es personalidad y espíritu por un lado y adecuación por el otro», agrega la diseñadora.

Para esta ocasión, el diseño industrial está muy presente. Todas las piezas son utilitarias y no son excesivas. Para Lucía es importante que se mantenga un tráfico fluido en el lugar. Muebles metálicos, cojines del mismo material, cuadros, fotografías de todas partes del mundo y accesorios de diferentes culturas se vuelven protagonistas de un espacio desenfadado, moderno, divertido y de identidad trotamundos. Para Lucía, la premisa es simple: “Dime dónde vives y te diré quién eres”.

IMG_9310-RET

 

Una cocina ejemplar

Teté Anavitarte ha diseñado un espacio que invita a la reunión y al buen comer.

La propuesta de la diseñadora Teté Anavitarte crea una habitación que propicia la unión en torno a los alimentos. «La cocina es un punto de reunión. Se ha convertido en la parte más importante de la casa», comenta.

Para llegar a este resultado, la artista tomó como inspiración la cultura Wari, y se enfocó en los detalles geométricos que esta reproducía en sus tejidos y vasijas. Por otro lado, se enfocó en la funcionalidad de los elementos que componen la habitación y se aseguró de que cada uno de los mismos cumpla una función sin dejar de lado su elegancia.

La sobriedad del espacio se ve contrastada por una particularidad: la utilización de plantas decorativas. La diseñadora comenta sobre esto: «El color verde simboliza la vida. Es ese detalle el que le da a mi cocina un punto focal de color y frescura interesante». Lo más importante del diseño para Teté Anavitarte es crear un impacto visual que al entrar el espectador, sorprenda y cree una unidad en el conjunto. «De eso se trata el buen diseño. Debe de ser siempre escenográfico, desde mi punto de vista», agrega.

IMG_9135-RET

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Tiempo de boda

PUBLIRREPORTAJE La tienda de vestidos de novia ‘Meant to Be, Bridal Boutique’ posee el mejor ...