/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > La previa del guerrero

La previa del guerrero

Uno de los mejores cinta negra nacionales en jiu-jitsu, Sebastián Goin, se prepara para su siguiente reto: el coestelar internacional del evento Dojo Fights 3 en Punta Hermosa, este sábado 17 de febrero.

Entrena entre cinco y seis horas y enseña a adultos en la academia Almeida Jiu Jitsu y a niños en el colegio Roosevelt. Es vegano, ex tablista amateur y ahora, con 25 años, Sebastián Goin es también, desde finales del 2017, el cinturón negro más joven de Perú. Lo suyo es el jiu-jitsu brasilero, la vertiente más popular en América de la antigua disciplina que nació en Japón. Desde que empezó a competir hace ocho años, es invicto en su categoría [hasta los 70 kg], con más de 35 peleas ganadas y ninguna derrota en el país. Fue por eso que Dojo Fights -organización dedicada a promover y producir eventos de deportes de contacto- lo convocó para participar en el coestelar de su evento de verano, este 17 de febrero en Punta Hermosa. En una cartelera que reunirá a veinte de los mejores deportistas a nivel local [con dos participaciones internacionales], el nombre de Sebastián Goin resalta. Y para él, hay mucho en juego.

El jiu jitsu se destaca por ser una disciplina eficiente y emocionante, pero menos agresiva que otros deportes de contacto, con un alto nivel técnico y un acuerdo tácito de no hacerse daño. Quizás porque Punta Hermosa resume un espíritu playero, deportivo y de buena vibra, es que Dojo Fights eligió este clásico point del Sur Chico como sede de su tercer evento ‘Dojo Fights 3: Submission Tournament’, que se realizará el 17 de febrero en Coa Bar [El Dragón del Sur]. Uno de los primeros convocados fue Goin, pero encontrarle un rival fue difícil. «A nivel nacional, todavía no tenemos muchos cinturones negros, la mayoría son mayores de 35 años: son cabezas o profesores de academias, o tienen otro trabajo, y están fuera del nivel de competencia en el que Goin se encuentra ahora mismo», explica Sebastián Venegas, matchmaker de Dojo Fights, quien tiene a su cargo armar las peleas. Decidido a no perder la oportunidad de estrenar su cinta negra en un torneo nacional de nivel, Goin se aventuró a lanzar un reto a través de las redes sociales, dirigido «a cualquier cinturón negro de jiu-jitsu del Perú o del país que sea, del peso que sea». La respuesta llegó desde Iquitos: Alexandre Dos Santos es un maestro brasilero que radica y enseña en la Amazonía peruana; con 43 años y 93 kilos, este cinturón negro le lleva 20 kilos y casi 20 años de experiencia a Goin. Muchos criticaron el reto abierto de Sebastián, considerándolo una muestra de juvenil arrogancia. «No es una falta de respeto. Tres peleadores habían declinado pelear conmigo. Entreno tanto que creo que merezco competir en mi país», responde Sebastián.

«Es un riesgo que está tomando. No muchos cinturones negros hubieran aceptado la pelea en esas condiciones», reflexiona Venegas, de Dojo Fights. «Dos Santos le lleva la ventaja en la experiencia y el peso. Pero a Goin puede jugarle a favor su óptimo físico y las ganas que ha demostrado. Está muy motivado ». Es verdad que no muchos peleadores hubieran aceptado ese enfrentamiento, sobre todo teniendo un record invicto que cuidar. «A mí no me importa perder», asegura Goin. «Yo quiero competir y que la gente se gane con un buen evento». Para Sebastián Goin, el desafío está sobre el tatame.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Tiempo de boda

PUBLIRREPORTAJE La tienda de vestidos de novia ‘Meant to Be, Bridal Boutique’ posee el mejor ...