/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > Las olas de la vida

Las olas de la vida

Hace cincuenta años comenzó el reto. Miguel Plaza se encontraba en Punta Hermosa cuando él y sus amigos decidieron desafiar la ola más grande de Latinoamérica. Pico Alto había sido objeto de innumerables conversaciones, testigo de varias miradas y sueño de muchos tablistas. Sin embargo, hasta el momento, nadie había tenido el coraje de acercarse.

Llenos de ganas, pero sin chalecos ni pitas, el grupo cogió sus longboards e inauguró la ola. La sensación fue indescriptible. «Antes era distinto. No teníamos accesorios para nuestras gigantescas tablas, lo que hacía que la elección de la ola fuera todo un acontecimiento. Sucede que cuando caías y perdías tu tabla era una aventura. Teníamos que salir, subir el cerro y comenzar a buscar», dice el legendario surfista Miguel Plaza.

Este año Miguel fue honrado por Quiksilver y la Federación Nacional de Tabla en el primer campeonato nacional de ola grande. Más que un evento, fue un tributo para todos los surfers locales que desde hace años esperan crecidas para compartir el gusto por las olas gigantes. El Quiksilver Pico Alto 2015-Copa Miguel Plaza se celebró con excelentes condiciones. Olas de hasta siete metros, un día soleado y un nivel altísimo de competidores.

Grandes tablistas, como Gabriel Villarán, Miguel Tudela, Toto de Romaña, Alejandro Loret de Mola y Sebastián Correa, participaron en el evento. Pese a que Pico Alto tiene olas que demandan mucho esfuerzo físico y una alta concentración, las series contaban con tablistas de todas las generaciones, lo cual refleja lo significa esta playa para todos nuestros surfers locales.

Gabriel Villarán, Miguel Tudela, Gustavo Reátegui, Gonzalo Suito, Fabio Castagnino y Sebastián Correa disputaron una impresionante final que duró una hora. En el agua, las olas se ausentaron por los primeros quince minutos del heat, lo cual hizo que los atletas obtuvieran una alta motivación apenas comenzó el set.

La primera ola la cogió Sebastián Correa, quien logró realizar algunas maniobras en la gigantesca masa de seis metros y posicionarse como el primero de la ronda. Sin embargo, unos minutos después, Villarán logró arrebatarle el lugar. Correa no pudo resistirse tras este cambio , por lo que decidió coger una excelente ola que lo llevó a la punta de la serie con un 9.60, de modo que así logró la victoria del torneo. Sebastián no solo se ganó el respeto de competidores de alto nivel, sino también sumó muchos puntos para el ranking nacional.

«No estaba nervioso, me sentía enfocado y motivado», mencionó el campeón. A su lado estaban Gabriel Villarán, con la copa del segundo puesto, y Fabio Castagnino, en el tercer puesto. Miguel Tudela quedó en cuarto lugar, Gustavo Reátegui en quinto y Gonzalo Suito en sexto lugar. Quiksilver y la Federación Deportiva Nacional de Tabla [Fenta] decidieron premiar a Cristóbal de Col por su excelente desempeño en la ola más grande del campeonato.

El grato ambiente que presentó la segunda edición del Quiksilver Pico Alto 2015 era de esperarse. La historia de esta playa sumada a la alegría de los participantes y asistentes nos hizo recordar el gran valor de Pico Alto.

Las distintas generaciones van innovando en maniobras, lugares y gustos; pero el reconocimiento que tienen por las olas de nuestro litoral permanece en cada uno de ellos.

El Quiksilver Pico Alto 2015 fue auspiciado por Toyota, Mapfre, Herbalife, Corona, Komunity, Red Bull, Asia Sur y The Box Core Shop.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Tiempo de boda

PUBLIRREPORTAJE La tienda de vestidos de novia ‘Meant to Be, Bridal Boutique’ posee el mejor ...