/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > Música y libros > Negro, Píntalo de negro

Negro, Píntalo de negro

Por Jesús Cuzcano

1

 

Paint it black, hija pródiga del álbum Aftermath de los Rolling Stones, es considerada canción, poema y hasta himno de guerra. Este año cumple medio siglo de existencia. Aquí un merecido tributo.

 

Era junio de 1966 y una taquicardia se apoderó de Estados Unidos. Millones de personas escucharon por primera vez a Brian Jones tocar la citara durante los seis primeros segundos de la canción que abría el disco Aftermath. Paint it black se convertía en la llave que abría una nueva puerta en la historia de la música. Pero, ¿por qué tanto alboroto si esa no era ni la primera composición ni el primer álbum de la banda [sino el sexto] lanzado en Estados Unidos? Sería porque se trataba del tema que daba paso a uno de los mejores discos de la historia del rock, el primero de la banda en contener material compuesto por Jagger y Richards en su totalidad, aquel con el que los Rolling Stones ganaron su segundo disco de platino; y el mismo que dio la bienvenida a esa nueva [aunque efímera] era en la que a esos señores todopoderosos les dieron ganas de experimentar con instrumentos como el dulcémele de los Apalaches, en las canciones Lady Jane y I Am Waiting o las marimbas en Under My Thumb y Out of Time. Demostraron que el rock n’ roll iba más allá de la distorsión de una guitarra y el estruendo de una batería. También ganaron varios millones. Pero eso es lo de menos para una banda que logra mover los cimientos de una sociedad.

 

De aquella fecha en adelante, Paint it black pasó a representar muchas cosas. Se afirmaron episodios y se tejieron leyendas, como sucede siempre con todo gran éxito. Se dice que Mick Jagger se inspiró en la muerte de la reina Victoria para componerla, y al hecho de que, luego de su partida, el pueblo británico optó por pintar rejas y puertas de color negro. Que fue creada como antítesis de la moda plástica de la época, esa que abogaba por prendas coloridas. Que en un momento, los Rolling Stones, cedieron los derechos de la canción a la cervecería Steinlager Beer Co. a cambio de cerveza lager de por vida. Que existe un trasfondo racista en la canción, la cual por un tema de puntuación se pronuncia Píntalo, negro [Paint it, black]. O que se trata de una apelación a ese amor de Mick que nunca regresó [¿Marianne Faithful?, quizá, ¿Angie Bowie?]. Nunca se afirmó nada. Pero la lista se extiende. Para los gamers, con los años, Paint it black pasó a ser venerado soundtrack de más de un videojuego, entre ellos Call of Duty: Black Ops 3 o Twisted Metal: Black, por solo nombrar un par. Para los músicos, se volvió razón de innumerables covers. Y esto lo saben intérpretes como  Azúcar Moreno, Ciara o bandas como Deep Purple, U2 y SUM41 [sus covers pueden encontrarse en YouTube]. Pero lo que más salta a la mente o a la memoria cuando se habla de Paint it black es ese germen americano, ajeno al Perú pero igualmente conocido, llamado Guerra de Vietnam. Sería porque la canción fue el pegajoso tema introductorio de la serie Tour of duty, conocida como Nam en Perú, desde 1987, o también porque ese mismo año, un director de cine tan americano como la versión del disco Aftermath que presentó al mundo a Paint it black [Stanley Kubrick], tuvo la idea de cerrar una de las escenas más memorables de su película Full Metal Jacket reproduciendo dicha canción. Aquel momento en donde un pelotón, encabezados por el Sargento James T. “Joker” Davis, camina entre edificios en llamas cantando a capela la canción de The Mickey Mouse Club TV show’s mientras agradecen al destino por seguir con vida. Y luego, por supuesto, hay un fade a negro.

 

Comentarios

comentarios

Notas de interés

La Ficción

La banda de indie rock se prepara para lazar su segunda producción, ‘Nativos’, que verá ...