/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Blogs y columnas > Tres favores

Tres favores

La columna que nunca escribiría

por Chiara Roggero

Horacio es quizás uno de los publicistas argentinos más respetados del mundo. Vive en Madrid y su trabajo lo ha llevado a tener amigos en cada rincón del planeta. Horacio se convirtió en padre de Simón cuando solo tenía dieciocho años. Este año Simón cumple dieciocho y Horacio ha decidido regalarle un viaje alrededor del mundo. Pero no se tratará de cualquier viaje; Horacio [como siempre] tienen planes distintos.

¿Qué se le ha ocurrido? Ubicar en cada ciudad donde estará Simón, un amigo suyo al que le pedirá tres favores. La amiga en Lima vengo a ser yo. El primer favor que nos pide tiene que ver con darle un trabajo a Simón durante su estadía en la ciudad (se quedará dos semanas aproximadamente en cada lugar). No espera ningún tipo de remuneración, solo un espacio para que su hijo aprenda algo que le sirva para la vida. Yo lo meteré en el teatro.

El segundo pedido tiene que ver con enseñarle la ciudad como un local, omitir los lugares comunes y llevarlo a conocer eso que hace de Lima, Moscú, Bali un lugar único. Y el tercer pedido [el más importante según él] tiene que ver con darle a Simón consejos de vida.

Aguanta el coche. ¿No se supone que los viejos son los únicos que pueden dar consejos de vida? ¿Qué puedo enseñarle yo a tu hijo de dieciocho? Horacio me anima. Me dice: «Nadie sabe vivir como vos. Déjalo que aprenda un poquito». Por algo es buen publicista ¿no? Ok Chacho. Lo intentaré y empezaré por acá.

Empecemos por las chicas, que asumo es un tema que te interesa Simón. Las mujeres funcionamos por opuestos. Nos dan demasiado y queremos menos. Nos dan poco y queremos más. El secreto con las mujeres está en encontrar el punto de equilibrio. El reto es que ese punto cambia de lugar todos los días.

queda

Haz locuras. Estás en la edad. Que el miedo solo te frene cuando tu vida esté en riesgo. La vergüenza y el pudor déjalos para los tontos. Es hora de hacerte un tatuaje. A diferencia de provocarte arrepentimiento, servirá para recordarte siempre lo seguro que fuiste de joven. Esquiva el cigarro, no te hace ver cool y las resacas son treinta veces peores si fumas. La música tiene que estar presente en tu vida. Si aún no sabes tocar un instrumento, es hora de empezar. Hazte amigo de un hombre de cincuenta años. Hazte amigo de un niño. No duermas tanto, eres muy joven para estar cansado. Si tienes sexo con una mujer (bah o con un hombre) siempre demuéstrale que te importa cómo se siente, más allá de que nunca más lo vayas a volver ver. Lee a Murakami, a Bukowski, a Auster y descubre tus propios autores favoritos, perdiéndote en una librería. Si tus orígenes son argentinos, estás en la obligación de volverte fan de Cerati. Sé que es difícil pero apaga el celular de vez en cuando. La magia de la vida está en las calles, en las personas y no en un aparato odioso lleno de mensajes instantáneos. Ten conversaciones verdaderas y hazlas memorables. Valora el silencio, tu cuerpo ágil, y ríete a carcajadas y haz reír al resto. Sé un amigo presente, sé un hijo sin rencores y nunca dejes de serle fiel a Simón, que Simón es y será siempre tu mejor versión.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Gala nocturna

Porque en el verano no todo es salidas a la playa. Aquí las recomendaciones de ...