/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Blogs y columnas > Ale Llosa > Una historia y un secreto, por Ale Llosa

Una historia y un secreto, por Ale Llosa

Todas las herramientas que necesitas para vivir más bonito.

Aquí les va una historia. Hace un tiempo leí algo que me marcó: «La enfermedad y el malestar aparecen cuando hay incoherencia emocional, cuando no hay conexión entre lo que decimos y lo que hacemos; cuando no decimos lo que pensamos». Es así. Y estoy segura que todos han sentido eso en algún momento. Lo comprendo, muchas veces la vida se presenta de esa forma, con situaciones que suben y bajan, y se acomodan tanto dentro de nosotros como también por fuera. Pero hay que tener cuidado, si dejamos que lo negativo nos afecte, colapsaremos.

Cuando comprendí esto todo cobró sentido. Pude imaginar un plan ideal para mi vida. «Doy lo máximo, me entrego a todo lo que hago con pasión». Así, claro como el agua. Y es ahí cuando empecé a ver diferente todo lo que sucedía a mí alrededor. Me dije: «Lo que importa es lo que cada uno quiera hacer con sus días. Lo que la gente piense de eso, es cosa de ellos. Yo y mis ganas y mi actitud, eso es lo que vale realmente». No hay más.

Aprendamos a vivir nuestra vida en coherencia: pensamiento y acción unidos. Veamos dentro de nosotros, cultivemos nuestras virtudes y mejoremos en nuestros defectos. Critiquemos menos y sonriamos más. Recordemos que si hay mucho que juzgar fuera es muy probable que algo no esté bien por dentro. Lo único que importa es lo que uno piense; después de todo, es lo único que podemos controlar. Afuera siempre va haber bulla, gente que no valora. Pero no tenemos que dejar que nuestra vida se rija por ellos. Eso nos ayudará a vivir en paz.

Ahora hago un autoanálisis: intento ser una mejor persona cada día, doy lo mejor de mí a todos los que me rodean. Porque me encanta hacer las cosas con convicción y pasión [y porque no deberíamos hacer las cosas de otra forma]. Y cuando logremos vivir adoptando esta filosofía, nos daremos cuenta de que no importa el ruido que haya fuera, ni lo que la gente piense, y no importará si les gusta lo que haces. Lo que importará realmente es lo que sientas por tu vida en general. Obsérvate. Practica actividades que te permitan encontrar la armonía. Empieza los días recargado, y descubre en lo sencillo los pequeños grandes cambios que se pueden hacer para vivir mejor. ¿Te animas?

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Gala nocturna

Porque en el verano no todo es salidas a la playa. Aquí las recomendaciones de ...