/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Lifestyle > Adentrarse en el valle

Adentrarse en el valle

Ángelo Pinasco, gerente general del ’Empedrada Lodge’, en Caral, comenta sobre este proyecto que lleva poco menos de dos años ofreciendo un nuevo concepto de relajo al norte de Lima.

Ubicado a tan solo 25 minutos de la ciudadela de Caral se encuentra el ‘Empedrada Lodge’,
un espacio que, a lo largo de sus 147 hectáreas de pura vegetación, invita a quienes se hospedan a recorrer el fundo, apreciando la belleza natural de la zona. «El paseo por los cerros del valle muestra unas vistas panorámicas del fundo imperdibles. Además, propician el reencuentro con el origen de los sentidos, emociones y sentimientos a través de experiencias únicas, placenteras y revitalizantes como son los paseos por la naturaleza del lugar», dice Pinasco. Quien se anime a realizar el recorrido sentirá la energía de la naturaleza y sus frutos. «Inclusive, nosotros les enseñamos sobre el proceso de crecimiento de frutos como la palta y la mandarina. Dependiendo del ciclo en que se encuentre el árbol, el huésped podrá participar del proceso de plantación o recolección de frutos», agrega. Experiencias que van más allá del descanso.

Las 22 habitaciones que componen este hotel están ubicadas en medio de más de 100 hectáreas de verde. Aseguran una vista de todo el valle de Supe. Y adicionalmente, cuentan con una piscina, un área destinada a la lectura con libros relacionados a la ciudadela de Caral y otros lugares del Perú, y espacios que regalan una impresionante vista al valle. «Queremos que la gente viva la experiencia de descansar en un ambiente distinto, alejado del ruido de la ciudad, y se sumerja en descansar en medio de la naturaleza».

Pueden hacerse reservas a través de su página web. Dese el gusto.

 

Contacto
hotelempedrada.com
Fanpage: @hotelcaral
Instagram: @empedradalodge

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Disruptivamente simple

adidas se reinventa con un diseño auténtico y fuerte identidad visual. Las Deerupt llegaron para ...