/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Lifestyle > [AS 191]La ciudad del fin del mundo

[AS 191]La ciudad del fin del mundo

2

Al sur de Argentina, Ushuaia, ‘fin del mundo y principio de todo’, como reza su lema; se levanta como un destino de nieve y montaña muy bien preparado para recibir al viajero con ganas de aventura tanto como de lujo y relax. ¿Qué secretos esconde la misteriosa ciudad más austral del mundo?

Por Eduardo Cornejo

 

Este año Ushuaia saltó al cine presumiendo de los extraordinarios paisajes que regalan sus inviernos. Por eso cuando Leonardo DiCaprio bajó del avión, el frío viento de la ciudad argentina le dio la bienvenida con una bofetada: el viento no acaricia cuando se bordean los grados bajo cero, solo golpea. DiCaprio llegaba allí para grabar las últimas escenas de The Revenant, del director, también ganador del Oscar, Alejandro González Inárritu. Y antes de concentrarse en su celular para evitar que su mirada se cruce con las cámaras de la prensa en el aeropuerto, vio algo maravilloso: la blanquísima cadena montañosa que abraza esta ciudad.

A los pies del mundo, se levanta la ciudad más austral de la Tierra. Ushuaia, que en idioma yámana significa bahía que penetra la tierra, sorprende a los viajeros poco acostumbrados a una arquitectura invernal: techos a dos aguas y casas de madera; montañas de nieve frente al mar e inmensos cruceros de turistas en sus muelles. Bien acondicionada para recibir al turista, Ushuaia cuenta con opciones bastante variadas de hospedajes. Desde hoteles cinco estrellas, como el hotel Arakur, que supervisa desde la cima del Cerro Alarkén el devenir de los fueguinos, así como los indispensables hospedajes para mochileros. La ciudad tiene una oferta gastronómica y de entretenimiento nocturno para todos los bolsillos.

3

EL DÍA MÁS LARGO

El 21 de diciembre se celebra el solsticio de verano en Ushuaia, una fiesta que se festeja, durante casi las 24 horas del día, bajo el sol. Este evento climático dura tres días y atrae a miles de turistas. El año pasado, según el Instituto Fueguino de Turismo, el puerto recibió 11 recaladas de cruceros y un movimiento de más de dos mil turistas. Pero ese no es el único motivo por el que la ciudad atrae. En 2015 Ushuaia fue sede del Campeonato Mundial de Instructores de Esquí, quitándole el privilegio a Finlandia y Bulgaria, y se consolidó como un destino para esquiar sobre nieve.

 

Otra actividad imperdible en la ciudad es subir a un catamarán y recorrer las islas para observar la diversa fauna que poseen hasta llegar a la Estancia Harberton, al otro lado de la bahía. La Estancia Harberton es la más antigua en la Tierra del Fuego. Su fundador, Thomas Bridges, era un huérfano encontrado sobre un puente en Inglaterra, que luego fue adoptado por un misionero anglicano. En 1856, a los 13 años, fue llevado a las Islas Malvinas, siendo el primer colono en comunicarse con los nativos del lugar. Luego una larga relación con ellos, ayudó a varias expediciones del gobierno argentino a las hostiles tierras de Ushuai. El Congreso de la Nación, en agradecimiento por su guía, le otorgó varias tierras y la nacionalidad argentina. Hoy, la estancia le pertenece a los nietos, que aún viven ahí, y reciben, solo en verano, a cientos de turistas. Un destino que vale la pena visitar. Además cuenta con un restaurante campestre con una bella vista al mar y un museo de animales marinos que rondan sus mares: desde fósiles de pingüinos y hasta media decena de diferentes especies de ballenas.

 

COMIENZA LA NOCHE

Luego de un agitado día, es recomendable calentarse con un chocolate caliente y unos panes de queso que parecen hechos en casa. Almacén Ramos Generales es el lugar adecuado: un restaurante sencillo pero acogedor que, sin duda, vale la pena. Entre sus paredes de madera y sus miles de objetos que la convierten en un gran anticuario, ha albergado buena parte de la historia de la ciudad: desde su apertura en 1906 ha sido la casa de abastecimiento, encuentro social y cultural, cumpliendo un rol fundamental en el proceso de construcción de Ushuaia. Por este almacén circularon personajes históricos, nativos; se realizaron encuentros sociales y sirvió como refugio para los más necesitados o para los buscadores de oro y de quimeras que llegaban al puerto. Y, claro, fue el lugar donde Leonardo DiCaprio fue a comer un par de veces. Una guía local de la producción de The Revenant cuenta que el actor se acercó al administrador del restaurante y le dijo: «Gracias por hacerme sentir como un ser humano». ¿Por qué? Nadie lo miró con cara de estar mirando a una estrella, o ya en tiempos modernos, nadie le pidió un selfie. Si lo que quiere luego es tomarse unas cervezas Patagonia, escuchar buena música y conocer gente, vaya a Dublin Bar, el bar por excelencia del centro.

Y no se equivoque: que Ushuaia sea conocida como la ciudad del fin del mundo no quiere decir que no pueda ser el comienzo de un viaje inacabable.

1

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Soluciones ecológicas

Texto: Martín Hernández / Fotos: Oliver Lecca Carolina Taboada es creadora de ‘Ecologics’, una empresa ...