/jquery.cycle.all.js
Inicio > Lifestyle > Comer bien

Comer bien

ella

por Alejandra Gonzales Daly

 

LABNEH, QUESO DE YOGUR

12 3

 

Ir al mercado es un pasatiempo divertido: caminar entre los puestos, reconocer los choclos tiernos, oler un mango dulce, probar un puñado de almendras y encontrar paltas en su punto exacto; ver, oler, tocar y probar. El mercado de Surquillo es casi un museo vivo de la gastronomía peruana y una ventana para los productos locales e internacionales. Ahí conocí el labneh, una receta árabe a base de queso con yogur natural. Fue mi obsesión del año pasado —ya perdí la cuenta de cuántas veces lo he preparado—. Solo contiene tres simples ingredientes: el yogur, convertido en queso, es la base neutra y cremosa que absorbe el sabor del aceite de oliva; las ramitas de tomillo y romero fresco le dan un toque de frescura. ¿El secreto? Escoger ingredientes de calidad: un yogur, cremoso y natural, sin colorantes ni azúcares añadidos; y un buen aceite de oliva extra virgen. Es una receta ideal para tener siempre en el refrigerador, perfecta para untar sobre tostaditas en el desayuno, para compartir como un abrebocas en un almuerzo o cena con familia y amigos. El labneh es sencillo, rico y divertido de hacer.

Vas a necesitar

  • un litro de yogur natural de consistencia densa y sin sabor (recomiendo el de Madre Natura)
  • un bol
  • un colador
  • una liga
  • un paquete de gasa sin cortar (la puedes encontrar en cualquier farmacia)
  • un frasco transparente mediano (con tapa)
  • ramitas de romero fresco
  • ramitas de tomillo fresco
  • 1/2 cucharada de sal

Preparación

  • Suspender el colador sobre el bol (se sugiere que el colador tenga el mismo tamaño que la boca del recipiente).
  • Cortar la gasa en pedazos grandes y cubrir todo el colador (las capas de gasa deben ser lo suficientemente grandes para que los extremos sobrantes puedan ser luego amarrados).
  • Verter todo el yogur sobre el colador cubierto con gasa. Agregar la sal y revolver. Con los extremos de gasa, hacer un nudo y sujetar con la liga.
  • Dejar reposar en el refrigerador de tres a cuatro días. Al retirarlo, elimina el suero que el yogur ha dejado en el bol. El resultado es un queso compacto, con la textura de una crema untable. Amasa y forma bolitas de un tamaño mediano con ese queso.
  • Llena la mitad del frasco con aceite de oliva y sumerge las bolitas de queso. Finalmente, coloca dos ramitas de romero fresco y dos de tomillo fresco. Cierra el frasco y ponlo a reposar en el refrigerador por dos días.
  • Servir en una fuente, acompañado de galletas o tostaditas, y cubrir con un poco de aceite del frasco.

 

Dato

  • El labneh es un reemplazo perfecto del famoso queso crema, pero hecho con yogur natural, que aporta probióticos y nutrientes.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Huambra: el nuevo delivery de comida de la selva en Lima

El 2020 ha sido un año bastante atípico para todos. Un año que definitivamente ha ...