/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Actualidad > Arte > [AS 187] Corte y construcción

[AS 187] Corte y construcción

1

 

Filósofo, teólogo, escritor y artista plástico. Martín López de Romaña regresa a las galerías con la muestra Morbus Aedificandi, un delirante trabajo sobre ciudades en base a collage fotográfico hecho a mano que se inaugura el 16 de marzo en la Galería Fórum de Miraflores.

Por Eduardo Cornejo Fotografías de Augusto Escribens

 

Antes de convertirse en artista, Martín fue ladrón de cafetería. Sus extraños botines contaban decenas de revistas de distintos rubros: sociales, actualidad, arquitectura, moda, etcétera. Dos años atrás esta revista también figuraba entre sus robos frecuentes. Todas las imágenes impresas que pasaban por sus manos eran des-trozadas para luego ser unidas a su antojo. Se trataba del juego de iniciación de un hombre que coqueteaba con el arte y encontraba en la minuciosa tarea del copiar y pegar [ahora más que nunca con la mejor intención de la frase] el aislamiento mundano. Aislamiento necesario para reflexionar y producir lo que ahora tiene nombre: Morbus Aedificandi [término latino que significa fiebre por construir], nueva muestra del escritor y artista que, antes que nada, es símbolo de paciencia y minuciosa labor de artesano.

2

Morbus Aedificandi es una serie de doce collages sobre ciudades inventadas. Su fijación por las ciudades tiene una explicación que nos hace retroceder hasta su infancia. Martín, hijo del arquitecto Pedro López de Romaña, creció alucinado con los libros y revistas de su padre, en donde observaba ciudades, basílicas y casas de grandes arquitectos del mundo. Hoy Martín le da un nuevo significado a esa arquitectura mental que refleja en su obra. «Siempre me he sentido atraído por las posibilidades artísticas de las imágenes impresas. En el colegio pasé la mayor parte de las horas de clase interviniendo con lápices de colores, borradores, lapiceros y otros útiles escolares las fotografías e ilustraciones que traían los libros de texto hasta convertirlos todos en abigarrados manuales de lo absurdo».

3

«Lo que me interesa de las ciudades es que todas son proyecciones de la mente humana. Nuestro cerebro crea ciudades increíblemente complejas. Las ciudades que yo creo están muy ligadas a mi estado mental y emocional». Hace unas semanas, cuando las denuncias en contra del Sodalicio salieron a la luz; Martín creó un collage gris y triste donde un hombre recostado se acurrucaba. ¿Qué estado emocional había tras ese cuadro? «Indignación, sentí indignación por haber estado en el Sodalicio quince años y darme cuenta que siempre fue una estafa espiritual», dice y recuerda su paso por el claustro religioso.

4

Esta tarde, en su departamento barranquino, Martín sostiene una tijera, arma fundamental en la creación de su obra. Nos ha recibido cortando y pegando pequeñísimos trozos de fotos para crear una deformación de París. Con una paciencia que fácilmente produce desesperación, avanza lentamente en el llenado de espacios blancos en el vinil. No ha completa aún siquiera la octava parte de ese cuadro y ya le ha dedicado un mes y medio de trabajo. Ocho horas diarias. ¿Por qué lo haces? «Es un trabajo introspectivo y apasionante, no sabes cómo vas a continuar sino hasta que hayas pegado otro trocito de papel. No lo dejaría de hacer así me digan que esto mata».

Martín es escritor también. Ha publicado El descubrimiento del ruido y actualmente, además de crear las doce piezas que conformarán su muestra en Galería Fórum, ha continuado escribiendo una novela que esperar publicar en breve. Ambos trabajos tan solitarios como satisfactorios para él. «A diferencia de escribir, hacer estos collage me alivia. Escribir con horario de oficina todos los días puede volverte loco».

 

7

 

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Soluciones ecológicas

Texto: Martín Hernández / Fotos: Oliver Lecca Carolina Taboada es creadora de ‘Ecologics’, una empresa ...