/jquery.cycle.all.js
Inicio > Lifestyle > Gastronomía > Diego Sorni – Frescura mediterránea

Diego Sorni – Frescura mediterránea

Pasta, panes y helados recién hechos. Este restaurante miraflorino es el sueño cristalizado del chef Diego Sorni, quien ha logrado reinventar la clásica cocina italiana.

Texto: Alejandra Travi | Fotografías: Oliver Lecca

Hay dos momentos del día en los que Mattoni desprende aromas a Italia: al mediodía y al atardecer. Religiosamente, en esos dos instantes, las manos del chef Diego Sorni y su equipo se llenan de harina y yemas de huevos de corral.
Preparan pasta para sus comensales alla maniera artesanal. Las bucatini, rigatoni, fusilli, linguini, maccheroni, entre otras variedades más, aparecen de pronto sobre bandejas metálicas; aguardando la hora de almuerzo y cena.

Las pastas nunca faltaron en la mesa de los Sorni. Diego, de raíces italianas, aprendió a disfrutar en familia los sabores de la comida mediterránea desde que era pequeño. Por eso, hace un año, cuando el sueño de abrir un nuevo restaurante lo sedujo, quiso evocar aquellos recuerdos aún intactos; pero sumando la experiencia adquirida en otras
cocinas y hasta en otras tierras (España y Australia).

“La meta era crear un espacio casual y acogedor, sin ser muy formal, donde las personas puedan comer platos italianos, pero no clásicos, sino con un toque extra, distinto”, dice Diego desde su oficina en el tercer piso de
Mattoni, cuyo local queda en la 1310 de avenida Santa Cruz, en Miraflores. El diseño del lugar estuvo a cargo de
Francesca Reátegui. “Nuestro pesto es procesado en frío y nunca agarra calor. Trabajamos con piñones y queso pecorino en vez de grana o parmesano”, agrega entusiasmado.

Mattoni (ladrillo en italiano) ofrece, en dos cartas, todas las comidas del día: desde el desayuno (7.30 a.m.) hasta la cena (11 p.m.). Por las mañanas los comensales pueden encontrar sándwiches, huevos, waffles y panqueques; y acompañarlos con café, jugos y milkshakes. Por las tardes y noches, ensaladas, pastas rellenas, frescas, carnes y postres.

¿Los platos más solicitados? Asado de tira con maccheroni a los cuatro quesos, espagueti con albóndigas y risotto de salmón, espinaca y queso mascarpone. A la hora de almuerzo, Mattoni tiene la opción del Plato del Día, que incluye una entrada, segundo, bebida y postre.

“Todo lo preparamos aquí mismo. El pan que usamos para los sándwiches lo hacemos en nuestro propio horno. Lo mismo pasa con el helado, que se hace en nuestra máquina Telme”, cuenta Diego, quien también está al mando de la cocina de Cabos Restaurante del Puerto, que fusiona la sazón porteña del Callao y la cocina gourmet peruana e internacional.

La experiencia en Mattoni no termina en la avenida Santa Cruz. También es posible adquirir sus salsas y pastas frescas y servirlas en casa. “Comenzamos vendiendo 11 variedades de pasta fresca y hace más de un mes incorporamos otros productos, como helados, salsas, o el mismo lomo y roast beef empacados al vacío. Queremos que los clientes se lleven los sabores de Mattoni a su hogar”, finaliza. El entusiasmo lo desborda.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Sofía Barrios – Chica Asia Sur

La estudiante de Administración habla de una vida llena de recuerdos y de nostalgia que ...