/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Lifestyle > Inmobiliaria > La nueva ley de leasing inmobiliario

La nueva ley de leasing inmobiliario

El pasado tres de noviembre, el Poder Ejecutivo publicó el reglamento de Ley de Arrendamiento que regula el mecanismo de arrendamiento, leasing inmobiliario y el alquiler-venta. Guido Valdivia, de la Cámara Peruana de Construcción [CAPECO], comenta sobre el tema.

La nueva ley inmobiliaria crea tres nuevas modalidades para la adquisición de inmuebles: el arrendamiento destinado a vivienda, el arrendamiento destinado a vivienda con opción de compra [llamado alquiler-venta] y el arrendamiento financiero [leasing] de inmueble. Busca fomentar un entorno que proteja tanto a las empresas como a las personas que quieran obtener una propiedad. Guido Valdivia, de CAPECO, y ex vice ministro de Vivienda, responde.

¿Cuáles son los beneficios de esta nueva ley?

El beneficio principal es que se les dará a las personas alternativas adicionales para acceder a la vivienda. Se establecen mecanismos para facilitar la formalización de los convenios o contratos, ya que [en el caso del leasing] se tratan directamente con una entidad bancaria.

¿Cuáles serán las medidas de la entidad bancaria con respecto a la ley de leasing inmobiliario?

Las instituciones financieras van a hacer una evaluación del arrendatario. La ventaja que tiene la institución financiera, es que en caso de incumplimiento de pago, el proceso de desalojo es más simple. En la medida de que la vivienda sigue siendo del banco hasta que se cumpla el pago completo hay una flexibilidad para recuperar el bien en el caso de incumplimiento. Y en caso de vencimiento del contrato, y el arrendatario no quiera dejar el predio, se le dará un tiempo por ley para que deje el predio.

¿Será, entonces, una diferencia drástica?

No creo que haya muchas diferencias para los prestatarios. Desde el punto de vista del financiamiento, los perfiles son muy similares y también el riesgo; porque va a ser la misma persona independientemente del mecanismo al cual acceda. Es muy posible que mucha gente quiera acceder a un mecanismo en el cual no se haga propietaria del bien en un primer momento.

¿Esta ley fue creada para acabar con la informalidad?

En cierta forma. Muchos contratos de alquiler son de palabra. Inclusive, cuando hay un documento de por medio, este no necesariamente se formaliza como lo pretende la nueva ley. Se le va a permitir a las personas registrarse y construir una historia de conducta de buen pagador. Esto, en un futuro, los va a ayudar a acceder a un mecanismo de financiamiento.

¿Qué debería saber toda persona antes de optar por la opción de compra leasing?

Tiene que saber cuál es el mecanismo que mejor se adapta a sus necesidades y posibilidades. Lo que se debe comparar es la posibilidad de comprar una vivienda, un terreno para luego construir sobre él, o arrendar una vivienda con el propósito de tener quizá una conducta crediticia que luego puede ayudarle a acceder a otra vivienda.

¿Cómo se aplicaría esto a la vida real?

Por ejemplo, si yo tengo un proyecto de vida ya definido, y tengo una familia que no se va a modificar en el tiempo, quizá sea mejor optar por un crédito hipotecario, salvo que se sufra un cambio significativo en mis condiciones de ingreso. Por el contrario, si tengo expectativa de que mis condiciones de vida cambiarán en un tiempo no tan largo, quizá lo mejor sea optar por un leasing o un arrendamiento. Cuando el proyecto de vida no está definido o cuando las condiciones cambian fuertemente las personas pueden optar por los otros mecanismos.

 

 

 

 

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Soluciones ecológicas

Texto: Martín Hernández / Fotos: Oliver Lecca Carolina Taboada es creadora de ‘Ecologics’, una empresa ...