/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST

Susandia

La invención de un coctel puede recorrer caminos distintos. Esta creación de Susana Solano empezó con una fruta en el Caribe.

ella

Un refresco de sandía en Punta Cana o Varadero hace tres años. Ese recuerdo, refrescante y veraniego, fue el punto de partida para una idea lúdica sobre la barra: crear un coctel que evoque una sandía. Solano, que se sometió durante un año a rigurosas jornadas en La Barra de la Casa Moreyra, se propuso conceptualizar su primera preparación partiendo de una fruta emblema de la coctelería tiki, la que tiene más porcentaje de agua que cualquier otra. De las lecciones de Aaron Díaz, hizo suyas la disciplina, la importancia por los detalles, el estudio de cada insumo y el balance completo, en sabores y apariencia, que debe tener un buen coctel. De la idea a la barra pasó un mes y medio. Lo primero fue el color, que se obtiene del jugo de sandía Beefeater 24(por sus notas cítricas), Aperol (por un toque de bitter) y un cordial de toronja con hierbaluisa.

Los hielos también son de toronja (que aportan acidez) y contienen las semillas de la sandía. La cama verde que corona el coctel es zumo de manzana verde mezclado con jarabe de goma y puesto a congelar en láminas muy delgadas. Puede morderlo de a pocos o dejar que se diluya y evolucionen los sabores. La cristalería elegida también ayuda a visualizar la preparación como un pequeño fruto. Un equilibrio sutil entre lo refrescante y lo ácido a la vez.

2

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Preparen la candela

Texto: Christian Reto El cocinero Jaime Pesaque le ha dado vida a ‘500 Grados’, una ...