/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Lifestyle > Inmobiliaria > Cuando los bloques de Lego sirven para algo más que jugar

Cuando los bloques de Lego sirven para algo más que jugar

En Haití, luego del terremoto de 2010, un millón y medio de personas fueron desplazadas. Además, cerca de 25 millones de toneladas de escombros quedaron esparcidas. Cinco años después, los desechos permanecen sin ser usados en un territorio que podría ser ocupado por las personas que perdieron su hogar durante el desastre natural.

Gerard Steijn es un holandés de 73 años dedicado a la consultoría de alternativas empresariales. Uno de sus proyectos más recientes estaba relacionado a una investigación sobre la producción de residuos en la industria de la construcción. Debido a este trabajo viajó a Haití, donde la situación lo dejó impactado.

the mobile factory 1

«A lo largo de mi investigación, comprobé que el 85% de víctimas de los desastres naturales vive bajo una línea de pobreza. Siento que parte de esa responsabilidad la tenía la industria de la construcción», apuntó. Ante esta problemática, se le ocurrió que la mejor forma para reducir los residuos producidos por el derrumbe de construcciones tras desastres naturales, guerras, o crecimiento urbano, eran agruparlos en bloques al estilo Lego y reutilizarlos en la construcción de nuevas viviendas. Así nació The Mobile Factory [TMF].

«La idea principal es desarrollar una fórmula que pueda ser copiada alrededor del mundo. El panorama general es que la contaminación a causa de escombros pueda ser combatida por personas de pocos recursos que quieran crear viviendas seguras a partir de estos residuos», señaló Gerard.

La tecnología ya la tienen: una máquina móvil que puede ser trasladada a cualquier parte del globo. El proceso también es simple: los escombros triturados entran por un extremo y se procesan en concreto líquido; finalmente, salen por el otro lado en forma de bloques de construcción de hormigón, listos para apilarse unos sobre otros. Lo único que queda pendiente es la inversión económica.

the mobile factory 2

Hasta el momento, The Mobile Factory viene implementando un proyecto piloto en Petit Paradis, una comunidad situada en las afueras de Puerto Príncipe, la capital de Haíti. La idea es construir 30 viviendas en base a los residuos, pero también enseñarle a los pobladores cómo utilizar esta nueva tecnología y pagarles un salario. Para ello, es necesaria una suma de 400mil dólares que la organización viene recaudando a través de donativos en el portal Indiegogo. Por cada 5 dólares, se trituran 125 kg de residuos, que luego serán utilizados para la creación de bloques. ¿Llegarán a la meta?

«Espero que nuestro ejemplo sea seguido por otros y que nuestra tecnología pueda utilizarse en cualquier lugar del mundo donde sea necesaria. Entonces habremos dejado un lago maravilloso», sentenció el fundador de TMF.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Soluciones ecológicas

Texto: Martín Hernández / Fotos: Oliver Lecca Carolina Taboada es creadora de ‘Ecologics’, una empresa ...