Lifestyle

Una semana sin Pedro: "Ser un buen padre ha sido mi prioridad en la vida"

Pedro Suárez-Vértiz era amigo de Asia Sur. Gracias a su música celebramos muchos veranos. Esta entrevista publicada en su totalidad por primera vez, es nuestro abrazo a su familia. Publicado: 4 de enero de 2024

Por Alfredo Pomareda

Es junio de 2014. Pedro llega a la sesión de fotos con la sonrisa amplificada. Junto a él están sus tres hijos y su esposa. Por única vez ha aceptado ser fotografiado con su familia completa por una revista desde su diagnóstico. Esta entrevista -publicada en su totalidad por primera vez– es un testimonio de que Pedro vivió para entregar lo mejor de sí a su familia.

¿Por qué aceptaste salir con tu familia en un medio si no lo sueles hacer?

La verdad es que desde 1994 no salía con mi familia en ningún medio. No me gusta. Es algo muy privado para mí. Acepté más por el hecho de tener un recuerdo juntos, por la experiencia más que por el hecho de querer exhibirlos. La fama es un tema muy delicado que no quisiera transmitirles a mis hijos. Veo estas fotos con un sentido más anecdótico. Esta revista es perfecta para mis intenciones. Es leída por nuestros amigos, no es una revista masiva, no relaciona a mi familia con el espectáculo, me pareció una oportunidad única que no debía dejar pasar. 

Háblame del amor que sientes por tu esposa.

Cynthia me atrajo y me atrae mucho, teníamos mucha piel; pero eso no te garantiza durabilidad. El amor real por la esposa no es el amor romántico, en eso soy bien asiático. El matrimonio es re-enamorarse constantemente. Hay periodos más eróticos que otros, épocas de mayor comunicación, épocas de deberes, de sufrimientos, de alegrías. ¿Qué sostiene a dos personas que pasan por tantas estaciones? Valorar a tu pareja. Eso te hace amarla de por vida. Ese es el amor eterno. Si bien amo a mi esposa y me gusta muchísimo, lo que más me gusta de ella es saber que me entiende, que me cuida, que la cuido y eso me hace feliz. 

¿Qué es ser padre?

No lo sé. Quien se jacte de saberlo no sabe lo que dice. Se es padre o no se es, punto. Es totalmente involuntario. Cuando te toca tener un hijo, te será instintivo atenderlo o no. Todo consejo que recibas o aprendas no cambiará tu naturaleza. Los niños perciben si los amas o no, así hayas leído cien mil manuales. Creo que la calidad de tu paternidad deriva de tu calidad humana. Todo mal amigo es mal padre en mi opinión. Un mal amigo puede engreír a su hijo, llevarlo a todos lados, ayudarlo, enseñarle, pero llegará un momento en la vida en que lo traicionará inesperadamente. Por eso todo hijo sabe qué tipo de persona es su padre. Yo espero ser un buen padre, ha sido mi prioridad en la vida.

Háblanos sobre tus hijos.

Gracias a que tuve un buen padre, conozco la lealtad entre un padre y un hijo. Eso trato de tenerlo también con mis hijos. Nunca les he mentido en nada. Así la pregunta sea cruda y la respuesta peor. Eso sí, no soy de esos papás que arman un castillo de arena durante cinco horas, pero sí puedo darles una explicación de cinco horas sobre lo que quieran saber. Trato de que sepan mucho de la vida. Veo muchos padres, sobre todo de esos que arman castillos por cinco horas, que cuando su hijo tiene una pregunta existencial, simplemente le dicen "ay hijo, no pienses tonterías". Cuando los niños hacen preguntas, están marcando el rumbo de sus vidas; no puedes acabar con su curiosidad. Es importante disfrutar con tus hijos, pero también es importante que seas su mentor.   

¿Cómo te comunicas con tus hijos?

Increíblemente ellos me entienden al oírme hablar.  Pero como también andan todo el día con el smartphone, les hablo mucho por WhatsApp. Es increíble lo providencial que ha sido para mí esa aplicación. A veces los llamo a mi cuarto y hago que se sienten a mi lado y me escuchen para llamarles la atención o corregirlos en algo. Te tuercen los ojos y ponen cara de estar hartos. A veces es mejor mandarles un misil directamente por WhatsApp, creo que así lo asimilan mejor.  

¿Cómo ha cambiado tu vida la enfermedad? ¿Quién te sostiene? 

Ser padre es el sentido de mi vida, pero es Dios quien me hace creer que todo saldrá bien. Mi fe es innata. Si bien también hay cosas ilógicas o incomprensibles que pasan, creo que no hay que perder el tiempo cuestionándolas. Son detalles en los que no te puedes detener. Siempre aparece algo bonito para quienes no se lamentan. Eso es creer en Dios.

¿Tiene noches de insomnio? 

No sufro de insomnio, a menos que me den antojos por dormir de día. Es una tentación de la que me debo cuidar porque se me voltea el horario muy fácil y recuperarlo cuesta mucho. 

Me gustaría que me contaras cómo es un día en tu vida.

Abro los ojos a las 5 de la mañana, pero por pura paranoia porque debo llevar a mis hijos al colegio y siempre me despierto asustado pensando que se me pasó la hora. Luego me levanto, me ducho, tomo desayuno y salgo a dejarlos. Regreso, llevo a mi esposa a su trabajo y luego vuelvo a casa a ver mis pendientes en redes sociales o entrevistas. A veces voy al gimnasio un rato o recibo a algún terapista. A la una almuerzo con Cynthia y parto para el colegio de nuevo. Al regresar tengo reuniones para aprobar proyectos, en persona o por internet. A las 6.30 de la tarde regresó mi esposa y cenamos con nuestros hijos.

¿Qué es ser hombre?  

Para mí, ser hombre es ser la roca de la mujer. 

¿A qué le temes?

Al temor. Todo lo demás es mentira. El temor es la ausencia de Dios. Mi tía Guiche decía: "Más grande es el miedo a la pena, que la pena que tenemos".

¿Qué sensación te produce el olvido?

Es parte de un ciclo. No hay que evitarlo. Si lo quieres evitar te pasa lo de Michael Jackson, que su obsesión por estar número 1 hizo que gaste millones y millones en frívolos discos que nunca superaron a Thriller. Él debió regresar al soul un tiempo, regresar al perfil bajo  y luego reaparecer. El olvido es la madre del comeback.

¿Cuál es el secreto para no perder vigencia?

Hay muchas canciones mías sonando siempre en los medios. Por eso la gente, aun con mi condición, no deja de verme como un cantante. Mi música, siempre presente, añadida a mis pensamientos expresados en redes y publicaciones impresas, generan una contundente vigencia. Pero la base de todo son las canciones que siempre suenan. Siempre hay gente que recién las descubre y reinician constantemente el proceso de buscarme.

(Entrevista publicada parcialmente el 06 de junio de 2014 en Asia Sur #162)

compartir:

Lifestyle

VER MÁS