/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Personajes > Locales > Salto a la gloria

Salto a la gloria

El atleta Arturo Chávez se encumbró en la cima del salto alto peruano cuando batió el record nacional, marcando 2,31 metros. Después de su participación en los Juegos Olímpicos Río 2016, su objetivo es ele- varse a la misma altura de los mejores exponentes del mundo.

Por: Óscar García

DSC_6435 ret

Arturo Chávez se impulsa. Se eleva más y más. Flota. Unos segundos después nota que la energía se le va acabando. En el primer intento arqueó su cuerpo demasiado rápido. El salto alto se trata de esperar el momento justo.

Es junio del 2016 y está participando en el Encuentro Internacional Wilfrido Massiel, desarrollado en México D.F.. Hace poco estuvo en el Nacional de México de Monterrey, donde alcanzó saltar 2, 29 metros, la marca mínima para clasificar a los Juegos Olímpicos Río 2016. Ahora su objetivo es pasar el récord nacional de 2,30 m. En el segundo intento, Arturo arquea su cuerpo en el momento exacto. Sus pantorrillas mueven ligeramente la varilla, pero no se cae. Cuando termina el salto ve el resultado: 2,31 m.

DSC_6547 ret

Oficialmente, Arturo es el peruano que ha saltado más alto de toda la historia. Pero él quiere elevarse aún más. «Muchos piensan que los mejores atletas de otros países son extraterrestres, pero realmente lo único que nos diferencia es que ellos se dedican exclusivamente a entrenar», comenta.

Como toda disciplina de atletismo, la única forma de perfeccionar el salto alto es repetirlo una y otra vez. Arturo Chávez se entrena físi- camente y realiza ejercicios específicos de salto, como repetir 200 veces el movimiento sin botar la varilla ni una sola vez.

A la par, Arturo debe cumplir con un trabajo de oficina. «A las compañías en Perú les falta cultura deportiva. En otros países se les da a los deportistas horarios flexibles y a la larga se vuelven imagen de la empresa», señala. Esta falta de tiempo hizo que en los Juegos Olímpicos Río 2016 no obtuviera los resultados que esperaba y registrara solo 2,22 m. Arturo renunció ocho meses an- tes de las Olimpiadas a su trabajo para dedicarse de lleno a entrenar, pero no fue suficiente. Muchos de los otros competidores se dedicaron al salto alto exclusivamente por cuatro años.

DSC_6553 ret

Participar en un certamen de esta magnitud fue un hito en la carrera de Arturo Chávez. Una que empezó en el 2006, cuando se dedicaba al básquet y un profesor le recomendó practicar atletismo para mejorar su condición física. Apenas dos años de entrenamiento hicieron que ocupara el segundo lugar del Sudamericano Juvenil de Sao Paulo 2009 y el tercer puesto en los Juegos Bolivarianos Sucre 2009.
Ganó los Juegos Bolivarianos Trujillo 2013 y quedó segundo en los Juegos Odesur Santiago de Chile 2014, hasta que vino el quiebre. Una lesión al tobillo y a la pierna hizo que dejara de entrenar casi todo ese año y se dedique al trabajo de oficina.

En el 2015 retomó el salto alto. Adbel de la Torre hijo de Guillermo de la Torre, quien dirige al récord del mundo Javier Sotomayor se convirtió en su nuevo entrenador. Al año siguiente marcó el record nacional en México y quedó cuarto en el XVII Campeonato Iberoamericano Río de Janeiro, celebrado en la misma pista atlética de las Olimpiadas.

Actualmente, Arturo tiene en la mira los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017, los Juegos Panamericanos Lima 2019 y los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Por la edad que tiene, 27 años, llegaría en su máxima plenitud a estos certámenes. Para entrenar como necesita, Arturo busca un auspiciador. El IPD lo apoya pero, como él dice, no es tampoco un hada madrina. Arturo ya sabe saltar, solo espera apoyo para elevarse aún más.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Conductor con cancha

Michael Succar es conductor de ‘El Show de Goles’ y deportista por naturaleza. Próximo a ...