/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Entrevistas > Bruno Tarnecci – Rumbo Mágico

Bruno Tarnecci – Rumbo Mágico

Tras dos años de gira en China, el mago ha vuelto a Perú y se prepara para presentar este 2020 un nuevo
show en el Gran Teatro Nacional. Aquí nos cuenta por qué este arte lo ha fascinado su vida entera.

Texto: Leonardo Casiano | Fotografía: Oliver Lecca

En la falda del volcán Cayambe, en Ecuador, un adolescente Bruno Tarnecci trabajaba quitando espinas de incontables rosas para una plantación que las exportaba. Todos los días observaba el ciclo del sol: salía de su casa a las 4:30 de la mañana y regresaba a las 6 de la tarde. “Una experiencia bizarra y pesada”, recuerda. No era el trayecto de su vida.

Aquella inquietud por encontrarse lo impulsó a crear en el 2009 un acto contestatario: “El oficinista”. En él sorprendió al mundo transformándose en un hombre consumido por los horarios y encontraría en la fantasía la liberación. Así obtuvo el Gran Prix de la Federación Latinoamericana de Sociedades Mágicas (Flasoma), la confirmación de la esperanza de un niño de siete años que a los 16 hizo su primera presentación. La magia era la respuesta, el camino que lo alejó de la monotonía.

Con el tiempo se presentó en diversos países del mundo: España, Italia y China, entre otros. En este último convivió con su mística y lo imponente de sus teatros y templos. Allí presentó “Ático”, un espectáculo donde objetos cotidianos cobran personalidad y evocan distintas facetas de la humanidad a través de la puesta en escena. “La magia es un ritual, un encuentro de lo real e irreal, de la vida y la muerte”, afirma el hombre que ha hecho de ella una metáfora de su existencia.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Sofía Barrios – Chica Asia Sur

La estudiante de Administración habla de una vida llena de recuerdos y de nostalgia que ...