/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Daniela Seoane – Vida en armonía

Daniela Seoane – Vida en armonía

Conocer el origen de los productos que consume y que recomienda es su prioridad. La influencer de estilo de vida consciente nos habla de su rutina minimalista y responsable con el planeta.

Texto: Alejandra Travi | Fotografía: Manuel Vergara

Una hora con treinta y dos minutos bastaron para que el rumbo de la bloguera de moda Daniela Seoane cambiara
drásticamente. Ocurrió el día en que vio The true cost (2015), documental de Andrew Morgan que muestra el lado más oscuro de la industria textil en países poco desarrollados.

“Vi cómo eran explotados los trabajadores que fabrican ropa y calzado para marcas que yo compraba y que
además yo misma recomendaba. Además, estas fábricas derrochaban los recursos naturales, contaminando el agua y la tierra sin control. Me dije a mí misma: ¿qué has estado haciendo, Daniela?”, recuerda la actual infuencer de estilo de vida consciente.

Tras descubrir la cruda realidad que se teje detrás de ofertas y descuentos, tomó una radical decisión: dejó
los productos que la habían acompañado toda su vida, y comenzó a probar otros menos populares, pero mucho más amigables con el planeta. Aquella transición la compartió en su blog danielaseoane.com y en sus redes sociales, donde está como @dani.ecoblogger. “Estos cambios me hicieron sentir yo misma, más auténtica”, cuenta la estudiante de Arquitectura de la Universidad de Lima.

Daniela ha adoptado el minimalismo como forma de vida: siempre se asegura de que sus compras sean realmente necesarias, que provengan de una fuente responsable, estén hechas de un material sostenible o sean de segunda mano. También ha disminuido su uso de maquillaje, y procura solo adquirir productos de belleza naturales.

Con el fin de promover esta filosofía de vida, fundó Denku Shop junto a Manuel Vergara, su pareja y socio. Esta tienda en línea ofrece productos sostenibles, como bolsos de tocuyo (algodón 100% biodegradable y reciclable), cepillos de dientes y cubiertos de bambú, cañitas y rasuradoras de acero inoxidable.

“Tan solo basta con que nos cuestionemos el origen de las cosas que nos rodean. La industria de Moda y Belleza ha hecho que pensemos que los productos aparecen en la tienda y listo. Los continuos cambios de tendencias alimentan este consumismo a ciegas. Pensamos que tenemos que comprar algo, pero en realidad es solo una gran estrategia de marketing”, sentencia Daniela. Ella tiene claro su rumbo.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Sofía Barrios – Chica Asia Sur

La estudiante de Administración habla de una vida llena de recuerdos y de nostalgia que ...