/jquery.cycle.all.js
Campaña Adidas BURST
Inicio > Personajes > Locales > Intervención psicodélica

Intervención psicodélica

Valentino Sibadón es autor de una obra que se destaca por su constante exploración y sus múltiples soportes, que van desde el lienzo hasta el cemento de la ciudad. Por crear paisajes propios, psicodélicos, que son también una reflexión bañada en purpurina y color.

Por: Tilsa Otta // Fotografía: Diego Valdivia

3

Mientras el sol arde afuera, él está sentado en su taller tratando de organizar los fundamentos de su obra y aterrizarlos en un texto que le permita formular proyectos. “Es un punto flojo que estoy ajustando”, dice Valentino Sibadón. Formalidades que le permiten transitar cómodamente entre galerías de arte, fachadas de talleres mecánicos y otras paredes que enriquecen la paleta de color de nuestra Lima gris. Sibadón, 32 años, alguna vez conocido como Radiochu, experimenta constantemente, trabaja con telas y teñido, con partes de cemento encontrado, lienzo, purpurina sobre tonalidades que oscilan creando una sensación de aurora boreal. Mientras YouTube sugiere un set afortunado de break beat africano, el artista nos cuenta cómo formó esa especie de cosmos en el que vive y crea.

No fue de un momento a otro. Estudió en la Escuela de Bellas Artes y ahí aprendió a hacer realismo. Pero en los últimos años conoció distintas drogas que abrieron nuevas perspectivas: “Estando sobrio los colores eran normales, cuando estaba en subidón eran más saturados y en la bajada todo lo blanqueaba un montón. Entonces pensé: aquí hay una dimensión a tener atención”, relata el artista. Fue como descubrir un universo paralelo. Simplificar el bagaje visual y atar cabos entre figura y paisaje; ver la luz como un poder de vibración, la composición como una armonía, como matemática que suene y se vea bien, eso interesa a Valentino. También las “verdades abstractas que están ahí pero que solo después de un tiempo puedes empezar a aceptar: una verdad te va develando otra, y es un camino”. Es por esa ruta que llegó a una pintura sintética, donde la puerta de entrada se descubre al poner la correcta cantidad de color en el lugar adecuado. Para definir qué determina ese parámetro, Sibadón parte de la naturaleza, “porque es lo más ordenado que hay, el hombre es el que la malogra pero todos los sistemas naturales son armoniosos”, responde. “De ahí surge lo que estoy haciendo ahora, que es una síntesis o reinterpretración de paisaje”. Apuesta por la piedra, lo sólido, y por lo volátil y sutil; usa purpurina y glitter para dar un poco de luz, y utiliza telas de colores que trabaja en lugares amplios o donde el viento las mueva un poco.

21 telas

Valentino se siente más influido por el diseño que por el arte. Por los objetos que elegimos para que nos rodeen, decisiones estéticas personales pero cotidianas, sin el estatus que el arte les confiere. “Algunos referentes pueden ser símbolos de esoterismo o mezclas de paletas de color encontradas en dibujos animados de la chiquititud”, precisa. El polo que lleva puesto es un degradado de colores teñido por él, y ahora mismo colabora con una marca de ropa oversize. También se encuentra realizando su serie Paisajes pastrulos, composiciones que intervienen espacios públicos de la ciudad, que desafían la proporción y sirven como punto de encuentro con artistas residentes y visitantes. “El resultado es algo que no es mío ni suyo, y esta libertad de la pared me parece mucho más fuerte que cualquier situación institucional artística donde tienes que seguir una temática”, reflexiona Sibadón, quien ha sido testigo y partícipe de la apertura al mural de las municipalidades de Miraflores y San Isidro y ve la situación con optimismo. “Incluso, que Castañeda haya borrado los murales [del centro de Lima] me parece bueno, porque quien los defendió fue más el público que los mismos muralistas”, agrega.

En marzo podremos verlo en acción en una residencia stream de 48 horas en NNM Studio. Se trata de arte procesual, a medio camino entre la pieza y la performance, con énfasis en el proceso. Después se hará una inauguración para mostrar el resultado. También participará en una colectiva en la Alianza Francesa, acompañado por plásticos peruanos y extranjeros que también trabajan la abstracción y la geometría. Más activo, imposible.

Lo dejamos entusiasmado con dos proyectos musicales cuyo fin es divertir: Los Softwares y Los Dorados, con propuestas que suenan “como un atardecer en una playa llena de basura durante un verano bien tóxico”. Como el verano que arde afuera de su taller.

26concreto suave

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Conductor con cancha

Michael Succar es conductor de ‘El Show de Goles’ y deportista por naturaleza. Próximo a ...