/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Portadas > Natalia Merino – Divina desde siempre

Natalia Merino – Divina desde siempre

Millones de visitas en YouTube y miles de likes en Instagram hacen de esta influencer una de las más grandes en el Perú. ¿Cómo inició esta historia de éxito digital?

Texto: Leonardo Casiano | Fotografía: Oliver Lecca

Hace poco más de seis años, el 14 de marzo del 2013, para ser precisos, Natalia Merino publicó el post que transformó su vida. En él modelaba un outfit atemporal: un pantalón floreado, perfecto para el intervalo verano-invierno, y un polo azulado que, en combinación con sus zapatos rojos, provocaban un balance perfecto. Posaba ante la cámara algo tímida, pero sincera. No anticipaba el éxito que con los años conseguiría. En el reflejo de sus lentes de sol descubría a su eterno compañero, su entonces novio y actual esposo y socio: Sebastián Guerrero. “Últimamente he estado usando estos pantalones con diferentes estampados. ¡Se ven lindos con casi todo!”, escribió en aquella  ocasión. Tomando como inspiración a diseñadores de la talla de Franco Moschino y Prabal Gurung, había nacido Cinnamon Style.

Paulatinamente, la cuenta creció en número y contenidos. Hoy cuenta con más de 5.100 publicaciones, entre fotos y videos que resumen seis años de esfuerzo y dedicación. Sus prendas de vestir se alternaron con el pasar de las temporadas; los artículos cobraron notoriedad y empezó a figurar dentro de varias y reconocidas publicaciones impresas, así como a colaborar con marcas. La bloguera se transformó en una referente. Sin embargo, conforme sus posts fueron aumentando, las fotos y reseñas empezaron a convivir con su rutina. Desde los ingredientes de sus desayunos y sus postres, hasta la forma en la cual usaba sus outfits, Natalia empezó a reflejar su vida en imágenes.
Solo faltaba su voz. Natalia modelaba y se adueñaba de la cámara. Pero desde que Instagram implementó la opción de compartir stories, en ellos actualmente aconseja a muchas chicas a seguir siempre adelante; también comparte las últimas tendencias de moda y tips sobre la vida: en una simple expresión, adopta el papel de una hermana mayor. “Busco inspirar a las chicas en su día a día. Trato de subir fotos con mensajes inspiradores”, asegura.

Esa convicción la impulsó a incursionar hace cinco años como youtuber. La plataforma de vídeos más grande del mundo permitió que se conectara de una forma distinta con su público. Allí se sinceró: contó experiencias difíciles, como la pérdida de su mejor amiga, pero también mostró momentos felices, como su pedida de mano y su matrimonio. “¡Cómo no voy a compartir esto con ustedes!”, comentó entonces una recién comprometida Natalia, quien hizo de sus seguidores una extensión más de su vida. Y si bien hoy está encaminada al millón de suscriptores en la plataforma de videos, recuerda con cariño sus inicios. “Los contábamos diariamente. Era nuestra obsesión en YouTube. Solos nos decíamos ¡cómo no abrimos el canal antes!”, afirma entre risas.

CORTE EMPRESARIAL
La moda y el estilo siempre se mantuvieron como parte de la filosofía de Cinnamon Style. Sin embargo, la intención de Natalia fue expandirse más allá de Internet. “Nunca me vi trabajando con horarios de oficina. Siempre me ha gustado probar cosas nuevas”, confiesa.En virtud de ello, junto a su equipo ha realizado diferentes proyectos: desarrolló la revista digital de Cinnamon Style, que hoy se mantiene inactiva; se aventuró al mundo de los libros y escribió Manual para ser tu misma, publicado por Penguin Random House en 2018, el cual fue el segundo más vendido en la FIL de ese año en la categoría “Libro para jóvenes”. También sacó su línea de merch Shop Cinnamon
Style y organizó el Cinnamon Fest, un festival que tiene como enfoque promover tanto la moda peruana como la música de diversos artistas nacionales, que en 2020 contará con una tercera edición. ¿Qué más planea para el futuro? ¿Qué no puede dejar de hacer Natalia? Hoy no es solo una influencer, sino una empresaria. Bromea y afirma que en los próximos meses lanzará una marca que dará que hablar. “Es una sorpresa todavía”, ríe.

“Ha sido un trabajo duro y parejo”, dice enorgullecida. Tras cada publicación en Instagram y cada video en YouTube hay un esfuerzo armónico en el que intervienen fotógrafos y hasta maquilladoras. Además, una sola publicación puede tomar decenas de intentos hasta lograr la foto perfecta. Si bien Cinnamon Style no conoce de oficinas y hasta parece un trabajo sencillo—, llena sus horarios. Pero Natalia asegura que mantiene lo esencial: su sinceridad. “Soy
exactamente igual en las redes que en mi vida real”, afirma y confiesa, además, que los millones de vistas o los comentarios no la han cambiado. Los números, dice, quedan en segundo plano cuando está frente a la cámara. Y añade: “soy con mis seguidores como me gustaría que fuesen conmigo: empática, amable, elocuente”. Ha aprendido a no dejar que le afecten los malos comentarios, a ser asertiva y fuerte. A punto de concluir el 2019, Natalia sigue cumpliendo sus sus objetivos. Sus últimas fotos e historias destacadas nos muestran distintos paisajes alrededor de todo el mundo, donde siempre luce su estilo inconfundible. Ya tiene planes comerciales para este 2020, siempre
de la mano de Sebastián, su principal apoyo. No importa si es en las playas de Máncora, Madrid, Islandia o en su primera foto, allá en 2013: su esencia se mantiene. “Debes aceptarte tal y como eres, con tus virtudes y defectos”, dice como corolario. No hay quien la detenga.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Joaquín de Orbegoso – Entre celosías

Cuatro bloques temporales en los cuales el actor Joaquín De Orbegoso repasa una vida constituida ...