/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Salandela, Viviana de Ferrari y José Dammert – La belleza en tiempos de Instagram

Salandela, Viviana de Ferrari y José Dammert – La belleza en tiempos de Instagram

¿Ser o parecer? Un actor, una influencer y una holistic coach comparten con Asia Sur su visión acerca de la belleza en una época en la que los filtros, apariencias y Photoshop dominan la popular red social. Les propusimos hablarnos sobre sus fotos más reales, sobre cómo se perciben y qué piensan de los estereotipos. Una suerte de introspección en sus hábitos y costumbres en Instagram que nos devela a su yo más genuino. 

Salandela: Cuestión de confianza 

La cotidianidad de Salandela está llena de fltros, memes, stories y mucha autenticidad. “Soy la persona que quiero ser, en esto me convertí eventualmente”, dice. No le teme a nadie ni a nada. Publica en redes lo que otros eliminarían. Empodera y normaliza lo que erróneamente es considerado raro. Su originalidad es la razón por la cual incontables hombres y mujeres declaran su amor por ella en redes —ante lo cual ríe, se sonroja—, la ponen de wallpaper y llenan su inbox con mensajes de amor. Frente a su celular, Salandela es capaz de llorar o desatar sensualidad. Sin embargo, lograr aquella seguridad ha sido un largo proceso. El primer año borró su cuenta 15 veces por la presión de cumplir los estándares de la gente. Los comentarios negativos la habían vencido. “Instagram es 100% Photoshop, arreglos, ángulos, poses y luces. No te puedo mostrar verdaderamente cómo me veo. Tengo celulitis, estrías”, confesa hoy recuperada. “Las mujeres venimos en todos los colores, tamaños y formas posibles”, afirma. Por ello, lo principal que rescata en una persona es la seguridad que tenga. Solo así, dice, se evita que a uno lo pisoteen. “Desarrollar tu confianza es importante para sentirte empoderado y bello de alguna manera. Yo creo que es bellísimo cuando una persona se puede reír de sus errores”, afirma. Lo que trasciende es la actitud.

Viviana de Ferrari: Equilibrio y armonía

Postea lo que desea. No está marcada por ningún estereotipo que intente minimizarla. Estudió durante más de siete años junto a líderes espirituales como Deepak Chopra, Marianne Williamson, Jean Houston y el mismísimo Dalai Lama y se convirtió en holistic coach profesional. Ha estado en Jordania, Egipto, Nepal, Bali y Colombia.

No es una máquina de dar consejos. Menos una gurú espiritual con una mente iluminada. Viviana de Ferrari maneja su cuenta de Instagram y se burla de sí misma. Las fotos que normalmente alguien no subiría a Instagram son las que ella publica semanalmente.

Llegó a pesar 105 kilos. Y aunque ahora se considere una “mamacita”, Vivi aún tiene inseguridades que la persiguen. Las inseguridades limitan si uno lo permite. Impiden que uno disfrute de lo que podría ser el mejor viaje de su vida. “Al final, cuando estás bien contigo mismo, sabes que eres más de una foto. Sabes que eres más de lo que subes a las redes”, explica. Viviana comparte las cosas que ha vivido y que la han ayudado a tener una vida plena. A raíz del fallecimiento de su mejor amiga, comenzó a estudiar cursos sobre crecimiento personal. Se cuestionó si la vida
se resumía a nacer, vivir y morir. También estudió coaching ontológico para conocerse. Ante la interrogante “¿qué signifca la belleza?”, Viviana responde que es el equilibrio o estar en armonía con uno mismo. Para ella no hay mayor balance que mostrarse tal cual uno es, sin tapujos ni disfraces.

José Dammert: ser auténtico o nada

José Dammert, quien no es José para fines de esta dinámica, observa su perfl de Instagram con otros ojos. Es un perfil que no tiene coherencia ni feed, pero está lleno de fotos del actor en las que aparece sonriente, siempre rodeado de amigos, en la playa, con sus gatitos Nina y Apolo. Casi nunca se toma fotos serio. Intenta definir el Instagram con tres palabras: desordenado, alegre y social. Es así como Dammert se aprecia cuando pretende no ser él.

Termina la dinámica y José explica la verdad detrás de sus tres características. “Nunca uso el mismo filtro en mis fotos, creo que por eso no hay un orden. No me gusta tomarme fotos serio y la razón por la cual siempre aparezco con gente es porque quiero dar la impresión de que no estoy solo”. Ahora que José ha vuelto a ser él, menciona que la honestidad es quizá lo más relevante en su cuenta. Su Instagram es él. No existe ventana ni mundo ficticio.

Para el actor, la belleza se encuentra en el orden, en la pulcritud. Una cara lavada, un cabello peinado y un cuerpo saludable. “Estoy de acuerdo con el canon estético de belleza actual. Si yo veo un cuerpo fit, voy a querer ser así. Por ende, querré cuidar mi alimentación y mi cuerpo”. A través de las redes sociales conocemos el estilo de vida de cada persona. Según Dammert, la belleza es la autenticidad. Mientras más auténtico seas, más auténticos serán tus seguidores.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Sofía Barrios – Chica Asia Sur

La estudiante de Administración habla de una vida llena de recuerdos y de nostalgia que ...