/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Sebastían Stimman – A ritmo acelerado

Sebastían Stimman – A ritmo acelerado

Después de estudiar durante muchos años en el exterior, el actor encontró lo que buscaba: la confianza de pararse en un escenario y sentirse en casa.

Texto: Senna González | Fotografías: Alonso Molina / Lucía Ultano

Las poses no son rígidas. Sus manos se mueven de forma suave y lenta, mientras los flashes iluminan ciertas partes de su rostro y oscurecen otras. Una mirada fría pero que calienta el cuerpo observa la cámara sin titubeos. La confianza que hoy lo lleva a posar sin miedo no siempre estuvo presente en la vida del actor Sebastián Stimman.

A sus 18 años obtuvo su primer protagónico en la serie peruana Placeres y Tentaciones, que se estrenó en el 2009. La crítica que recibió acabado el proyecto lo impulsó a estudiar actuación en el exterior. “Después de Placeres tomé la actuación como carrera. Quería demostrarles a todos que podía formarme como un actor excepcional”, afirma. Después de pasar por dos países llegó al conservatorio Circle in the Square en Nueva York. Allí estudió diversas técnicas que lo ayudaron a conocerse —como la alexander technique, un método de relajación y respiración que lo ayudó a controlar y ser consciente de sus movimientos corporales— y, por ende, a conocer su forma de expresión. Trabajó como constructor, asistente personal y lavaplatos para poder costearse una vida en la cara metrópoli que nunca duerme.

Después de hacer mucho teatro clásico Off-Broadway y pasar una década lejos de su país, Sebastián volvió al Perú con el título de actor. “Tuve que estudiar durante muchos años para recién sentirme cómodo con la palabra. No fue nada fácil superar el miedo”, recuerda. Volver a actuar en su idioma natal significó revivir traumas o recuerdos de su vida. Para él, el idioma castellano está asociado a eventos que nos han ocurrido y marcado. “La palabra ‘idiota’ en el
escenario tiene una connotación fuerte porque tu cuerpo recuerda el momento exacto en el que te lo dijeron”. El trabajo del actor radica en combatir esas emociones inmediatas y romper con la barrera de la vergüenza. De niño siempre escribió poemas e historias cortas, “todas trágicas”, dice. Tal vez por eso es que actualmente está
escribiendo un guion junto a su hermano para una serie de ciencia ficción. “Una fusión entre el Narrador de Cuentos, Black Mirror y Cuentos de la Cripta”, menciona emocionado.

El actor que baila, escribe y produce ha recibido alrededor de ocho reconocimientos, entre ellos el premio Latin Alternative Theater Award (LATA). Con tantos proyectos en camino —una serie, una obra de teatro, y una película— Sebastián procura controlar sus tiempos. Aunque parece que el ritmo acelerado de Nueva York aún retumba en su cabeza.

Comentarios

comentarios

Notas de interés

Sofía Barrios – Chica Asia Sur

La estudiante de Administración habla de una vida llena de recuerdos y de nostalgia que ...