/jquery.cycle.all.js
Inicio > Personajes > Todos somos el león

Todos somos el león

Ellos son una banda peruana indie. Una banda peruana que canta en inglés. Una banda peruana que tocará pronto en un festival folk en Texas ante miles de personas. Una banda que, con su primer disco, Violet, ya ocupa un lugar privilegiado en la escena local, aunque sus integrantes, hace solo un verano, tuvieran vidas absolutamente diferentes a las que tienen hoy, gracias a un comercial de TV que eligió una canción suya como música de fondo. Este artículo trata de cómo esa banda, We The Lion, se convirtió en el grupo peruano de moda… y de cómo planean superar eso.

Por: Ricardo Hinojosa Lizárraga // Fotografía: Augusto Escribens

_BZ_5494 ret

Póngale nombre a la película. El nombre que quiera porque, tras leerla, La La Land, la nominada
al Oscar 2017, quedará como una historia cualquiera. Colóquele cuidadosamente el título a lo que comenzó en la infancia de tres amigos que soñaban con tener una banda de rock, tocando primero con latas y objetos improvisados como instrumentos, y que luego aprendieron a hacerlo con la destreza que merecían guitarras, bajos o ukeleles.

Ese sueño, que ha sido también el de muchos, sucedía en su caso teniendo a Led Zeppelin, The Beatles, The Guess Who o Queen como fondo. Concretar ese deseo que los movía en su pubertad era tan lejano pero posible como ver el Festival de Woodstock en blue ray: estaba ahí, lo veían y lo oían, pero no podían tocarlo. En esta historia hay adioses temporales, momentos emotivos, separaciones y reconciliaciones, amores rotos y otros apoteósicos e intensos. Hay mucha música sonando, entre bromas, sonrisas y reñidos partidos de Play Station. Y una nueva reunión, un nuevo nombre a un inicial trío –que en sus años infantiles llamaron Papel Mojado- y la terquedad de hacerse realidad y encontrar en su sonido un sello de honestidad. En esta película hay también una casualidad, un giro del azar: una canción que habían grabado varios meses antes apareció como fondo musical del comercial de una compañía telefónica y pasaron de tener 200 seguidores en su Facebook a estar rondando los 40 mil… en solo tres meses. Así, de tocar entre ellos, su familia y sus parejas, ya llegaron a hacerlo ante 3500 personas.

Si esto fuera el guión de la película, este sería el momento perfecto para terminarla entre aplausos… o pensar en la segunda parte. Póngale título, pero antes de hacerlo, tenga claro que esta es la historia de un grupo peruano llamado We The Lion, cuyo rugido ya nos pertenece a todos.

_BZ_5018 ret

Parte uno: Cría

Barranco parece el lugar más adecuado en Lima para entrevistar a una banda que muchos llaman indie y en Barranco estamos. Cuando llegamos a Ayahuasca, el lugar donde coordinamos el encuentro, los seis integrantes estaban inmersos en la grabación de su primer videoclip y, celebrando, al mismo tiempo, que la canción de ese video, So Fine, estaba siendo programada por primera vez en la radio ese mismo día. El nombre del bar, sin duda, tiene estrecha relación con el juego onírico que propone el video, en el que realidad y fantasía se mezclan entre la soledad de un hombre enamorado y la locura nocturna que se vive entre música, mesas y chelas. Detienen la grabación para conversar conmigo, no sin antes repartir polos y recuerdos de la banda entre las numerosas chicas que habían acudido esa mañana para aparecer como extras.

Todos estaban felices: se notaba que había cerveza, que estamos en verano y que el éxito era omnipresente. Pero no siempre fue así. «Hace tres meses no habíamos tocado en vivo como banda, nunca, nuestro Facebook tenía 200 seguidores, incluyendo a nuestra familia, a quienes les teníamos que escribir o llamar para que, porfa, nos pongan “like”», nos dice entre risas de todo el grupo Luis Buckley, quien toca el ukelele y es uno de los tres fundadores, junto a Alonso Briceño [voz y primera guitarra] y Paul Schabauer, [segunda guitarra]. La frase, entre la sencillez y la ironía, demuestra que este grupo de amigos que se conoció hace más de 20 años cuando sus familias compartían veranos en la playa Lapa Lapa, al sur de Lima, no se ha creído eso de la fama y la popularidad musical.

_BZ_5325 ret

Parte dos: Cachorro

«Nuestro primer disco, Violet, que es un álbum conceptual, estuvo listo en marzo del 2016 y tuvo una época congelada», cuenta Luis, pero la banda no estaba formada por completo. «Yo estaba esperando la llamada para ver cuándo tocábamos», dice Pedrito Ávila Tecco, violinista del grupo. Pero la cosa seguía en suspenso. Hasta que un día Paul recibe la llamada ganadora. «Ya nos habían contado que Found Love era finalista en una especie de concurso para saber cuál saldría en el comercial de Movistar, pero no sabíamos qué pasaría al final», cuenta Paul. «Por esos mismos días, Luis estaba en Madrid de vacaciones y Alonso había viajado a Hong Kong. No teníamos una comunicación tan fluida a pesar de la tecnología, porque los horarios eran completamente diferentes. Estábamos así cuando recibo la llamada confirmado la noticia: ‘Mañana salen en el comercial’, me dijeron. Yo estaba feliz, pero no tenía con quién compartir esa felicidad porque los dos estaban jato al otro lado del mundo», sigue entre carcajadas.

Apenas llegaron a Lima, se reunieron los tres para ver el comercial y disfrutar esa alegría juntos. «En esos días la gente empezó a escribir en el Facebook de Movistar para preguntar: ¿Quién canta esa canción?», agrega Ale Um, la percusionista de la banda. En poco tiempo, Found Love se convirtió en la canción más escuchada del mes en Spotify –donde hoy está por alcanzar el millón de reproducciones-, y en YouTube bordea las 400 mil. Vale agregar que el spot de la compañía de telefonía ha sido reproducido más de 800 mil veces desde que fue subido a dicha plataforma de videos. La suerte estaba, más que echada, bailando.

_BZ_5566 ret

Parte tres: León

«Lo nuestro fue una completa casualidad, pero te demuestra que el apoyo de la empresa privada puede ser fundamental para sacar adelante una industria musical», confiesa Luis. Para este año tienen planeado, aparte del video de So Fine que continuarán grabando apenas acabemos esta extensa y simpática conversación, publicar varios videos más de otros temas del disco. «Además, esperamos sacar otro álbum el 2018. Sabemos que esta vez tenemos menos tiempo, porque el anterior nos tomó tres años hacerlo, así que ya lo estamos preconcibiendo, viendo qué canciones podrían ir», anota Paul, recordando que para Violet compusieron 38 temas, aunque solo quedaron 11, gracias al ojo y el talento como productor de David Chang, quien tiene con ellos una química única. Algunos de esos temas podrían retomarse para su siguiente álbum.

Por estos días, además de ensayar para su tocada en El Dragón del Sur del 24 de este mes, se preparan para participar en el South By Southwest Festival, de Texas, que se realizará en marzo, paralizando la vida cotidiana de la ciudad de Austin con cine, fotografía, arte y mucha música. «Por estos días, comienzo a trabajar a las seis de la mañana… y acabo a las 4.30 de la tarde», confiesa Sergio López, bajista del grupo, acompañado por las risas de todos los demás. «El reto es grande, conversamos entre todos y sabemos que tenemos que prepararnos un montón, ensayamos mucho, tenemos clases de canto, todos cantamos, estamos hablando constantemente de superarnos y aprender y aprender», dice Alonso. «Es que vamos a ir a cantar folk en inglés, a Texas. Somos como un gringo que viene a vender cebiche aquí y se pone en Larco», anota Luis, nuevamente, entre las carcajadas de todos.

_BZ_5486 ret

Parte cuatro: Líder de la manada

-Disculpa, ¿tú eres el vocalista de We The Lion?

– ¿Ah?… –se toma unos segundos, sorprendido- sí, sí, yo soy.

– ¡Qué paja! ¿Me podrías dar un autógrafo?

Tras dárselo y despedirse muy cordialmente de la fan, Alonso notó que su papá, quien lo acompañaba en la mesa de aquel restaurant, lo miraba fijamente. «Dime la verdad, le has pagado a esa chica para que haga eso, ¿no?», le dijo. Alonso explotó de risa y le juró que no. Su padre lo quedó mirando unos segundos más hasta que empezó a reír con él. Era verdad: a su hijo arquitecto también empezaba a irle bien en la música. En realidad a todos, los seis We The Lion, ese nombre que eligieron para decir que juntos eran una fuerza de la naturaleza. Porque, como dije al principio, su rugido ya nos pertenece a todos. ¿Ya tiene el nombre de la película?

Comentarios

comentarios

Notas de interés

COVER WEB

La diseñadora que viste a las novias

En los últimos cuatro años ha vestido a innumerables novias. Su carrera como diseñadora de ...